Nuestra Madre La Milagrosa

En nuestro colegio, como ocurre en la mayoría, se huele de lejos la llegada de la navidad. Por un lado comienzan los ensayos de cara a los festivales y por otro se añade la tensión propia de un fin de trimestre. Los alumnos deben enfrentarse a exámenes y evaluaciones y los profesores deben realizar una valoración del trabajo hecho hasta el momento, de los progresos que se han realizado y de los que no.

Una de las celebraciones de la Milagrosa en Secundaria de este año.

Así que con esta mezcla de villancicos, belenes, evaluaciones y decoración navideña nos enfrentamos a las escasas tres semanas del mes de diciembre.
Hay, eso sí, una peculiaridad en nuestro cole, una peculiaridad que compartimos con todos los colegios vicencianos.

Para nosotros el pistoletazo de salida de la preparación para la navidad lo da la celebración de nuestra Virgen de la Medalla Milagrosa, toda una tradición colegial, toda una tradición en los colegios de las Hijas de la Caridad.
Los alumnos del colegio saben que ese día recibirán en algún momento su medalla. En nuestro colegio los alumnos de Infantil y Secundaria tienen su pequeño acto en la capilla del centro y los alumnos de Primaria lo tienen en la Parroquia de San Juan del Mercado, donde la Imagen de la Milagrosa de nuestro colegio es trasladada para la celebración de su novena.
 
Grupos de 4 años tras la celebración.
Los niños y niñas reciben su medalla aunque en el caso de los más pequeños es una medalla hecha de papel y pintada por ellos mismos. Hay alumnos que la atan a la cremallera de su mochila, hay quienes la llevan al cuello, hay quienes la dejan olvidada en el fondo de la mochila, en el cajón de su mesita… dos alumnos me dijeron el pasado día 27; uno que las cuelga todos los años en el corcho de su habitación, entre fotos de amigos y horarios de clase y que ya debe haber seis o siete, otro que simplemente cuando llega a casa finalmente es su madre la que se las queda… y que alguna vez aparece alguna por el fondo de algún cajón.
 
Alumnos de Infantil durante su celebración

Celebración de Los alumnos de Primaria en la Parroquia de San  Juan

Cada año conservamos esta hermosa tradición en nuestro colegio, como también se conserva la realización con gran devoción de la novena de la Milagrosa en la ciudad, una ciudad que desde hace ya más de un siglo ha conservado esta advocación de María. Recordamos la historia de Santa Catalina Labouré y recordamos también la importancia de María, nuestra Madre de la Medalla Milagrosa, para todos aquellos que acuden a ella cuando la necesitan.
 
 
Virgen de la Medalla Milagrosa protege y cuida a todos aquellos alumnos, exalumnos y familias que han pasado por nuestro colegio, especialmente a aquellos que más lo necesiten. Y cuida y protege también a nuestra ciudad de Benavente.
 


Oh María Sin pecado Concebida.

Rogad por nosotros que recurrimos a vos.